Connect with us

Chihuahua

Insta Óscar Avitia a la SEyD a supervisar cooperativas escolares

Published

on

Por: Sandra Dueñes Monárrez.

Chihuahua, Chih., a 9 de julio del 2024.- Han transcurrido diez años de la reforma al artículo 50 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la cual se derivó la Ley General de Educación con la cual se buscó proteger la alimentación de los menores que estudian tanto en instituciones públicas como privadas de nivel primaria y secundaria donde se prohibió la venta de alimentos chatarra.

Sin embargo, tras una decáda de haber sido reformada esta ley, la venta de productos chatarra continua presente y muestra de ello son los 352 reportes realizados por parte de padres de familia en la plataforma miescuelasaludable.org

De acuerdo al reporte, el 84.3 por ciento de los planteles venden refrescos y el 99.4 vende comida chatarra, así como el 85.5 no venden frutas y verduras, pero lo más alarmante es que el 85.5 por ciento No tiene un comité que vigile la prohibición de la venta de alimentos chatarra al interior de las 5 mil 847 escuelas de nivel básico en el estado de Chihuahua, afectando con ello una matrícula de 734 mil 845 estudiantes.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Educación, Cultura y Deporte en el Congreso del Estado, diputado Óscar Daniel Avitia Arellanes “aceptó tener conocimiento de esta problemática y aseguró no ser ajeno al sistema educativo”, por lo que instó a la Secretaría de Educación y Deporte a supervisar la distribución de alimentos en las escuelas.

Advertisement

El legislador y docente enfatizó que para poder hacer frente a este problema es “reforzar la comunicación con los padres de familia y alumnos en relación a la prevención de enfermedades y el cuidado de la salud ya que la comida chatarra viene a perjudicar la salud de los estudiantes”.

“Por ello primero se debe de sensibilizar a los padres de familia sobre el tema y posteriormente actuar con las autoridades educativas en la supervisión de las cooperativas escolares para poder saber que tipo de alimentos se les están ofertando a los estudiantes en las escuelas”, dijo.

Destacó que dentro de los programas educativos a nivel federal vienen contenidos enfocados al consumo de alimentos saludables en lugar de la comida chatarra. No obstante, “no se ha profundizado en el daño que hace principalmente el azúcar, los cuales siguen considerandose para el consumo de los niños y niñas, un ejemplo de ello son los pastelitos con chocolate y los jugos procesados”.

En ese sentido, los padres de familia “no se han concientizado en el fomento los buenos hábitos de salud”. Por ese motivo, el legislador enfatizó en la necesidad de implementar talleres al interior de los planteles educativos en donde se pueda generar la vinculación entre padres y maestros para profundizar en la sensibilización con las niñas, niños y adolescentes sobre el cuidado de la salud.

«Sí no se genera esta comunión entre padres de familia y maestros será muy dificil poder concientizar a los estudiantes. Si no se tiene sensibilización y conocimiento sobre el cuidado de la salud, seguiremos ocupando los primeros lugares en obesidad y sobrepeso», advirtió.

Advertisement

La venta de comida chatarra en los centros educativos a las niñas, niños y adolescentes se encuentra vinculada con el sobrepeso y la obesidad provocando que en México uno de cada 20 niños y niñas menores de 5 años padezca obesidad, lo que al tiempo favorece la aparición de enfermedades circulatorias, del corazón y de los riñones, así como diabetes, entre otras enfermedades cronico degenerativas.

La proporción de niños y niñas mayores de 5 años con sobrepeso u obesidad aumenta a 1 de cada 32. El principal problema de nutrición que padecen niñas y niños de entre 6 a 11 años es la presencia de ambos padecimientos, obesidad y sobrepeso. Debido a esto, México se encuentra entre los primeros lugares en obesidad infantil en el mundo.

Según la Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Mujeres 2015, el 48% de los niños y niñas menores de 2 años había consumido bebidas azucaradas en el día anterior a la encuesta.

Las causas principales de la obesidad y el sobrepeso en niñas y niños son el consumo de alimentos procesados con altos niveles de azúcar, grasas trans y sal, así como de bebidas azucaradas que son muy fáciles de adquirir por su amplia distribución, bajo costo y su promoción en medios masivos aunado a esto la cantidad de actividad física que realizan los niños, niñas y adolescentes también ha disminuido y es un factor que amplifica el problema.

Advertisement

Lo mas visto